¿Qué pasa cuando dos chicos de 24 años se juntan para ver a Bruno Mars? La respuesta es simple: VIVEN UNA NOCHE MÁGICA CON SU INCREÍBLE PUESTA EN ESCENA, SU GRAN DERROCHE DE TALENTO Y SUS CANCIONES TAN PEGADIZAS EN EL 24K MAGIC WORLD TOUR.

Así es, tal cual lo cuento, acabo de salir hace unas horas del concierto de Bruno Mars y todavía sigo anonadado del GRAN PEDAZO DE ESPECTÁCULO QUE ACABO DE VER!!!! Sin duda alguna, puedo decir que ha sido el mejor espectáculo que he visto en toda mi vida. Pese a que la espera, en pleno sol, se me hizo eterna, ha valido muchísimo la pena todo el esfuerzo y sacrificio que he hecho desde la compra de entradas hasta hoy… aquí va tanto la historia previa -para poneros en situación- como la crónica del día de hoy; y cómo no, también mi opinión respecto al concierto 🙂

Primero y antes de empezar, puedo y debo decir que he sido muy afortunado de haber podido comprar mis entradas el mismo día que salieron a la venta, porque dentro de mí me hacía una idea de que Bruno estaría muy solicitado y la compra se daría de manera masiva que, probablemente, la web se colapsaría… y dicho y hecho, es por eso que yo decidí hacer mi compra una hora después de que salieran a la venta. En un primer instante, tras escoger el tipo de entrada y la cantidad, al momento de realizar el pago, me volvió a redirigir a la página de inicio y en lugar de desesperar, dejé pasar unos minutos y volví a repetir el procedimiento… BINGO!!! TENÍA MIS ENTRADAS PARA VER A BRUNO MARS 😎 😎 😎 Sólo me quedaba esperar a que llegara la fecha del concierto para disfrutar de su presencia y su espectáculo 😁😁

Esta mañana me he despertado bastante pronto para poder hacer todo lo que tenía que hacer antes de irme -desayunar, escoger ropa, cambiarme… esas cosas-, y llegué al WiZink Center cerca de las 10:30 a.m.; aparentemente parecía ser el primero, pero al cabo de unos minutos llegó la gente que ya estaba haciendo cola desde el fin de semana -unas catorce personas- y por respetar el orden de llegada, también me enumeré a mi nombre y al de mi acompañante y nos dedicamos a hacer migas y amenizarnos la espera 🙂 Llegado el mediodía, el sol empezaba a golpear muy fuerte y aunque nadie hacía ningún tipo de esfuerzo ni movimiento, NOS ESTÁBAMOS MURIENDO DE CALOR 😡😡😡!!! 

Muchas horas después -no quiero ni las voy a contar-, comenzamos a tener sombrita y con ella, la preparación de la mesa donde todos seríamos acreditados y nos darían nuestros regalos. Llegados a este punto, tal vez os estaréis preguntando: ¿Por qué te han acreditado? Aquí va mi respuesta: Porque yo no he comprado una entrada general, compré una entrada VIP Early Entry que, como bien dice su nombre, me permitía el acceso al recinto momentos antes de la apertura general de puertas, además de obsequiarme una acreditación conmemorativa y un regalo oficial de la gira 🙂 

No sé si lo habéis notado, pero si leísteis tanto al principio como dos párrafos antes, por ahí he mencionado «dos chicos» y la palabra «acompañante» respectivamente… ¿Que quién ha sido el afortunado/a que ha venido conmigo a este concierto? Ahora os lo digo, pero ¿os acordáis de cuando me fui a la Holi Run con mis amigos y mi hermano? Porque uno de mis amigos que estuvo conmigo estampándose contra el arcoíris aquel día, aceptó acompañarme y es aquí donde, momentos previos al momento de la acreditación, aparece en escena mi gran amigo Juantxo, quien por motivos ajenos al concierto no pudo venir a hacer la cola conmigo y es por ese motivo que me enumeré a nombre de los dos. 

Juantxo llegó unos segundos antes de que empezara la acreditación, afortunadamente pudimos entrar juntos y tras hacer la revisión de la compra de las entradas nos acreditaron y nos entregaron nuestro regalo oficial de la gira: un bolso con el logo del disco -XXIVK- en cuyo interior había un albornoz que Bruno lució en el videoclip de 24K Magic, canción que da título al disco.

Estuvimos cerca de una hora esperando a que nos hicieran entrar al recinto, al ser un acceso diferente -las veces que he ido de VIP el acceso lo tenía en la calle Jorge Juan- el caos por querer entrar y coger un buen sitio se apoderaba de todos, pero hice mi mejor esfuerzo para no desesperar y a punto de zancadas conseguí mi hueco en primera fila 😎😎 ✌️✌️✌️

Cerca de las 19:40 horas o un poco más tarde, las luces del WiZink Center se apagaban para recibir en escena a Anderson Paak, el telonero de Bruno, un rapero americano que, con su buena vibra, su respetable música y su rollo se ganó a todo el público -o parte de él, pues el recinto apenas se estaba llenando- y supo muy bien cómo transmitir su buena onda a los asistentes. Yo no paré de moverme y de mover los brazos de arriba a abajo durante su actuación; también debo confesar que nunca en mi vida había asistido a un show de rap ni he visto a un rapero en vivo antes, pues el rap no es de mis estilos favoritos y al no haberlo escuchado nunca, no he desarrollado ningún tipo de atracción hacia el género. Después de un repertorio muy completito -corto, eso sí-, Anderson Paak se despedía dejándonos calentitos para recibir a Bruno Mars alrededor de las 21:00h. o un poco más tarde… ya sabéis que no todos los artistas son puntutales. 

Mientras esperábamos que pasaran las horas, pudimos ver cómo bajó el telón que formaba parte de la puesta en escena del concierto, algunos hicimos buenas migas con los miembros de seguridad, donde dos de ellos se atrevieron a tacharme de Belieber 😱😱 -como si no tuve suficiente con que me cambiaran el nombre a Kevin en la primera fecha del concierto de Madonna en Barcelona en 2015- y se empeñaban en mantener su postura respecto a mi gusto musical por Justin Bieber pese a que les dije TOTALMENTE CONVENCIDO de que no, NO ME  GUSTA JUSTIN BIEBER.

21:11 horas -once minutos tarde- las luces del Palacio de los Deportes se volvían a apagar para dar comienzo al espectáculo y una vez levantado el telón, todo el recinto daba paso al increíble e inigualable Bruno Mars con «Finesse» para hacernos entrar en calor y en onda con el pedazo de espectáculo que nos esperaba… lo que hacía el concierto más expectante aún era escuchar a todo el recinto gritando sin parar tanto cuando se levantó el telón como cuando Bruno apareció en escena, el público no dejaba de aclamar su nombre y cantar sin parar, yo estaba flipando en todos los sentidos -entre otras cosas, porque lo estaba viendo muy de cerca-.

El siguiente tema que sonó no podía ser ni más ni menos que «24K Magic», la canción que da título a su disco y a esta gira; mientras iban sonando las primeras notas de la canción, del techo iba bajando un XXIV gigantesco, que no hizo más que brillar acompañado de un increíble espectáculo de pirotecnia que explotaba cada vez que Bruno llegaba al coro, llevándose constantemente las alabanzas y gritos de un histérico WiZink Center que tampoco paraba de cantar. Antes de dar paso a «Treasure», Bruno tuvo un pequeño gesto con los fans que estábamos en primera fila y desde mi ubicación, señalándome, levantó el brazo para luego abrirlos a todo el recinto y dedicarnos la canción.

Sin duda alguna, la locura y verdadera histeria se apoderó de todos -sobretodo de la zona de pista- cuando le tocó el turno a «Perm», porque tanto Bruno como sus músicos y su corista se marcaron una coreografía que, acompañada de su puesta en escena y el ritmo que la banda le daba a la canción, hicieron de esa canción un disfrute total para todos nosotros… fue absolutamente increíble; tras un único subidón, el ambiente se relajó al tocar «Calling All My Lovelies», donde a la mitad de la canción Bruno sacó un teléfono móvil para hablar con su supuesta pareja y se atrevió a hablar algo de español, enloqueciendo, sobretodo, al público femenino que no dejaba de gritar y alabar su nombre una y otra vez; «Chunky» la dedicó a todas sus seguidoras, que coreaban a viva voz las partes en las que la voz femenina que interviene en la canción sonaba en el escenario y enloquecían sin parar -sobretodo en mi lado izquierdo, que se morían de amor mientras cantaban junto a la voz femenina- 

Tras un fugaz blackout -terminación inglesa para describir un apagón de luces en el escenario-, comenzaron a sonar los primeros Hey de «That’s What I Like», aquí debo confesar que, aunque esperaba que Bruno recreara la coreografía del videoclip, bordó y desbordó -en, absolutamente, todos los sentidos- la canción gracias a la compañía de sus coristas y músicos que se movían a su son y lo seguían en TODOS sus movimientos. Con «Straight Up & Down» debo contar que he vivido EL MEJOR PUTO MOMENTO DE MI VIDA: en mitad de la canción, Bruno cogió una toalla para secarse el sudor y tras terminar su acción, nos vio a los hooligans que estábamos en su lado izquierdo -sector en el que estaba yo- llamándolo, coreando y alabándolo, yo vi que tenía toda la intención de tirarnos la toalla y efectivamente, LO HIZO, pero lo hizo sin ningún tipo de esfuerzo para que la toalla volara hasta la mitad de la pista, lo hizo para que alguno de los que estábamos en la primera fila la cogiera… amigos, ADIVINEN QUIÉN COGIÓ ESA TOALLA!!!!!! 😎😎😎😎 El freaky que llevo dentro salió a relucir y estiré mi brazo como si no hubiera un mañana Y ME LLEVÉ ESTA TOALLA!!!!!! En ese momento mi freaky interior se apoderó de mí que empecé a gritar de alegría, histeria, emoción y muchos adjetivos más que no cabía dentro de mí mientras hacía girar la toalla en mi mano; eso sí, la cara de Bruno al verme gritando de ABSOLUTA ALEGRÍA fue impagable al igual que la de los miembros de seguridad que me tachaban de belieber momentos antes de que empezara el concierto, en cuanto me calmé escuché que Juantxo me llamó y no hicimos más que chocarnos esos cinco por mi increíble victoria 🎊🎉🎊🎉🎊🎉 -para quien no me crea, la prueba visual la podréis ver al final de este párrafo- ☺️☺️☺️

Otra vez más, tras mi momentazo de victoria al agarrar la toalla y tras cantarle unas estrofas en exclusiva a la chica que tenía a mi izquierda porque le tiró un tanga, se volvió a relajar el ambiente con «Versace on the Floor», desde el techo bajaron unos adornos luminiscentes de color amarillo dorado que estuvieron acompañando durante toda la canción y le daba un toque bastante romántico y muy tierno; desde el escenario también se elevó una plataforma acompañada de una pantalla en la que Bruno continuó cantando hasta acabar y puedo decir que de lo que llevaba visto, ha sido mi puesta en escena favorita ❤️❤️❤️

Tras finalizar con otro blackout, Bruno cogió una guitarra y comenzó a tocar los primeros acordes de «Marry You», tras el momento de calma con la canción anterior, la locura y la emoción se volvió a apoderar de todo el WiZink Center y más cuando Bruno era el que tocaba durante la canción acompañado de toda su banda; todos recorrieron el escenario de un lado a otro para que todos los asistentes pudieran apreciar y disfrutar de la canción; antes de terminar, Bruno recogió del suelo el tanga que la la chica que tenía a mi izquierda le había lanzado dos canciones antes y la puso a colgar de su guitarra, dando por terminada la canción.

Por si no tuvimos locura suficiente, la cosa fue a más cuando empezó a sonar «Runaway Baby» y fue cuando se desató la locura extrema, pues Bruno y la banda hicieron arder la canción haciéndola sonar despacio hasta casi no escucharse nada y luego subir la melodía hasta que todo el recinto enloqueciera y gritara de histeria; para mí fue una canción única y me fascinó -aunque creo que la palabra que mejor lo definiría es 🌟DESLUMBRÓ🌟– la forma en la que la misma fue interpretada; para volver a bajar el ritmo y los ánimos, el escenario se mantuvo iluminado únicamente con unos focos ubicados detrás de las pantallas para interpretar «When I Was Your Man», que estuvo únicamente acompañado del piano y fue en esta canción donde todo el recinto se iluminó únicamente por luces de móviles -de donde sale el flash para hacer fotos-, lo que le aportó infinita magia y complicidad a la canción también porque el recinto entero también se unió a cantarla junto a Bruno, quien no dejaba de transmitir angustia, pena y dolor a través de su voz. 

La intensidad y los sentimientos transmitidos de la canción anterior aumentaron cuando empezaron a salir ráfagas de fuego con «Grenade», donde Bruno volvió a coger su guitarra para interpretar la canción y debo decir que también ha sido de mis interpretaciones preferidas porque además de la intensidad que le daba Bruno con su voz, el batería aumentaba y potenciaba al ∞% esa intensidad a lo largo de la canción hasta que llegó el coro final, donde la intensidad que yo sentía se disparó de manera tan increíble que esta canción, para mí, fue un disfrute audiovisual ÚNICO E INCREÍBLE; y para acabar la canción, Bruno se marcó un solo de guitarra que terminó al mismo tiempo que volvieron a arder las ráfagas de fuego.

Tras dos canciones hablando de dolor y decepción, los ánimos volvieron a subir al sonar «Locked Out of Heaven», donde Bruno y toda su banda se recorrieron su escenario de lado a lado y viendo a todos los rincones del recinto para hacer partícipes a todos los asistentes, además de marcarse una coreografía grupal muy sencilla que desataba la locura del público femenino y casi al final, una lluvia de confeti se esparció por todo el recinto y al terminar de sonar la canción, nos dedicó unas palabras de agradecimiento y también se atrevió a dedicarnos una frase muy especial en español, diciéndonos:

«Te amo. Thank you, thank you»

Eso sí, no se quiso despedir de nosotros sin antes darnos las gracias por asistir y por una noche tan especial y dedicarnos «Just the Way You Are», mi canción favorita, y para qué voy a mentir: durante la canción no pude evitar emocionarme y soltar alguna lágrima, pues esta canción tiene un significado muy especial para mí, me traslada a un momento muy específico de mi etapa de transición de adolescente a adulto y me trae muy buenos recuerdos de ello… antes de seguir adelante, Bruno, sus coristas y los instrumentistas de viento se unieron en pequeño corrillo para dar un rollito de petit comité a la canción con sus voces y tras agradecer a todos mandando besos a todos los lados del recinto, nos invitó a cantar el coro entero y el momento que viví -y que además grabé- fue mágico: escuchar a un Palacio de los Deportes completo cantar esta canción me puso los pelos de punta, de verdad que no tengo palabras para explicar lo que sentí y lo que este momento me transmitió.

Antes de terminar, Bruno nos presentó a su banda comenzando por los guitarristas, siguiendo al batería, teclados, instrumentistas de viento y terminando por su corista, que además se encargó de hacerle una introducción digna al propio Bruno Mars; la canción siguió mientras Bruno se despedía y desaparecía de escena de un Palacio de los Deportes que estaba más que rendido a sus pies, dejando a su banda animando y terminando a lo grande la canción. 

Tras un momento de calma, comenzó a sonar una melodía con un ritmo muy funk mientras Bruno reaparecía una vez más en escena para continuar la fiesta con «Uptown Funk», aquí quiero resaltar mucho al batería, que le aportó mucho ritmo y sabrosura a la canción por la forma de tocar y el sonido que producía; también cabe destacar que Bruno y la banda recrearon la coreografía del videoclip, llevándose grandes alabanzas por parte de todos y para darle un buen final, aparecieron dos bomberos abriendo unos extintores que, junto a los ventiladores, crearon unas increíbles ráfagas de humo con las que Bruno supo jugar muy bien para camuflarse hasta que la canción terminó.

Y como broche final, el repertorio de la noche terminaba con «Too Good To Say Goodbye» para volver a calmar los ánimos, me atrevería a decir que la intensidad con la que esta canción fue tocada e interpretada fue mágica, tanto que a mitad de la canción los focos se apagaron, dejando sólo las luces del escenario para observar la silueta de un Bruno emocionado, que nos cantó -en inglés, obviamente-

«This is not farewell

No, it’s not goodbye

If I could I would stay here with you all night

No, it’s not farewell

This is not the end

I promise we will meet again, again»

Dejando claro que no es más que un hasta luego, no es más que un breve adiós y prometiéndonos que nos volveremos a ver mientras se volvía a centrar en el escenario para que la plataforma lo vuelva a elevar al tiempo que del fondo del escenario salía una lluvia de fuegos artificiales para cerrar por todo lo alto su actuación en el WiZink Center de Madrid, cerrándose el telón del escenario al tiempo que sonaban los últimos acordes de la canción. 

Una vez se encendieron las luces del recinto, el personal del mismo comenzó a evacuar a todos los asistentes y quieras que no, la dirección por la que salimos Juantxo y yo daba directamente a la calle 😱😱😱😱 ¿Qué pasaría con mi merchandising? Sabía que mi reacceso al recinto iba a ser difícil, pero como yo siempre digo: «I made it through the wilderness» -aunque ni tan wilderness porque ya me conozco el lugar de pies a cabeza- y comprobando el nivel de seguridad de las puertas disponibles, una chica quiso entrar a como dé lugar por el mismo motivo que yo y el seguridad se fue detrás de ella, descuidando el acceso y permitiendo que yo me cuele en dirección al merchandising 😄😄😄 -no sé si esta chica llegue a leer esto, pero si algún día lees este post… GRACIAS, MUCHAS GRACIAS!!!! Eres una crack en todos los sentidos de la palabra 😘😘😘-. Me despaché a mi gusto comprando algunas cosas -entre ellas, un regalo de cumpleaños, pues una compañera de clase cumple años hoy y sé que tenía muchas ganas de venir a este concierto pero no pudo por motivos laborales 😭😭😭- y tras una visita express al baño y dos yonquilatas de cerveza -no, no me he bebido las dos. Juantxo y yo nos bebimos una cada uno 🍻🍻🍻- nos regresamos a casa ✌️✌️

Y ahora viene lo mejor: ¿QUÉ OPINIÓN ME MERECE EL CONCIERTO? Para ser mi primer concierto viendo a Bruno Mars, ni el concierto ni él me han defraudado, TODO LO CONTRARIO!!!! Todavía sigo asombrado y en estado de shock -llamadme exagerado si queréis, pero es la verdad- de haber presenciado semejante conciertazo; NO CONSIGO SALIR DE MI ASOMBRO NI DE ASIMILAR LO QUE MIS OJOS HAN VISTO. El poner una puesta en escena sencilla y diferente para todas y cada una de sus canciones le ha dado un toque único a su concierto y el uso de accesorios como la pirotecnia o hacer bajar desde el techo del escenario un XXIV gigantesco han hecho que el escenario se vea, incluso, más grande de lo que ya es. Su banda han hecho relucir todas las canciones de un modo espectacular y, para mí, que sus músicos se hayan unido y acompañado a Bruno a bailar en varias de ellas le da muchísimos puntos a favor. Respecto al repertorio, he echado de menos escuchar en vivo canciones como «Gorilla» y su famosa «The Lazy Song» pero el repertorio interpretado ha sido BRUTAL Y SUBLIME, muy completo; aunque varias de las canciones no superan los cuatro minutos en los discos, el interpretarlas a su modo y alargarlas sólo las ha magnificado más de lo que ya suenan. Y por último, ¿QUÉ PUEDO DECIR DE BRUNO? Bruno Mars me ha dejado sin palabras, sólo puedo decir que HA SUPERADO TOTALMENTE MIS EXPECTATIVAS, se metió a todo el público en cuanto el telón de su escenario se levantó y nadie dejó de bailar, cantar, gritar durante todo el concierto y que un artista consiga eso, ME TIENE RENDIDO A SUS PIES PARA SIEMPRE. El rollo que transmite y su manera de moverse encima del escenario le dan ese aire de papasito -sí, lo escribo con S- que puede tener consigo a cualquier chica que se le antoje -no quiero que este comentario suene machista y si es así, me disculpo, no es mi intención. Es lo que veo que me transmite- y, para terminar, su voz, que me ha transmitido muchísimas cosas a lo largo del concierto, tiene un poder y timbre vocal único e inimitable, lo que lo hace INCREÍBLEMENTE GRANDE y sumado a todo lo que ya he mencionado antes, LO HACEN UN ARTISTA EN TODO EL SENTIDO DE LA PALABRA; ES EL TALENTO Y MULTITALENTO HECHO PERSONA!!!!

Hasta aquí ha llegado mi aventura en el 24K Magic World Tour de Bruno Mars acompañado de mi gran amigo y compañero Juantxo. Todas las fotos que habéis visto a lo largo del post ya están disponibles en la galería de mi web haciendo click aquí!! 😁😁😁 Sin más que deciros, me despido de vosotros y…

NOS VEMOS EL DOMINGO EN EL CONCIERTO DE POSTMODERN JUKEBOX!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.