Nunca pensé que este día llegaría… la verdad. Es cierto que después de perder a mi Chuchi me he quedado muy hundido y aunque aparentemente parece que ya estoy hecho a estar sin él, todavía hay veces en las que me vienen a la mente muchos recuerdos de años anteriores de manera inconsciente y pienso que la vida ha sido injusta en apartarlo de mí tan pronto y así, tan de repente.

Mentiría si dijese que después de su fallecimiento no me desagradaba la idea de tener otro perro en mi vida, es más, mi padre buscaba una y otra vez la forma de traer un cachorrito a casa, pero finalmente terminaba desistiendo de su idea porque mi madre quería descansar de los pelos que mi Chuchi dejaba por toda la casa cuando paseaba de un lado a otro. En el momento que mi padre me dijo que ya tenía un posible cachorro, pensamos que nuestro deseo se haría realidad pero al momento de hablar con mi madre, ella se negó rotundamente y vi mis ilusiones romperse en mil pedazos

Tras abrir nuestro negocio, veía comprensible la postura de mi madre al decir que no quería perro, pues es una boca más que alimentar y hay que dedicarle mucho tiempo y más si es cachorro; pero en cuanto mi madre partió rumbo a Londres, no me cabía la menor duda que mi padre aprovecharía la oportunidad para buscar la forma de traer un perro a la casa… y aunque hice mi máximo esfuerzo por cumplir su voluntad, desafortunadamente la situación me cogió por sorpresa y no pude hacer nada por impedirlo.

He de confesar que, a pesar de ser uno de mis mayores deseos e ilusiones, de tan solo pensar en que la llegada del nuevo perrito ya era un hecho inminente, por dentro me invadía la nostalgia de pensar que todos esos momentos con mi Chuchi no volverán a ser lo mismo… porque no es el mismo cariño y ya no es el mismo sentimiento. La noche anterior a esta llegada me la pasé llorando porque me di cuenta que no me siento preparado para afrontarme a esta situación.

Finalmente, hoy, a las 17:50 horas, el nuevo cachorrito estaba llegando a mi vida… y aunque yo quería una perra -la razón es muy simple: estoy cansado de haber tenido perros machos a lo largo de mi vida, por eso quiero una perra-, ha sido este pequeñito el que me robó la mirada y los suspiros cuando me agaché, le extendí mi brazo y se acercó a mí de la manera más tímida e inocente que cualquier cachorrito de un mes de vida te puede transmitir. Y, para no haceros esperar, os voy a presentar en primicia al nuevo miembro de mi familia, mi perrito, la nueva luz de mis ojos y rayito de esperanza que hace latir mi corazón todavía roto:

🐾Scottie🐾

Un bonito cruce de Pointer con Podenco portugués nacido el 30/08 a quien la vida le está brindando una nueva oportunidad de comenzar una mejor vida a mi lado y también al lado de mi padre. Personalmente, considero que ha llegado demasiado pronto a mi vida, pero estoy seguro que con el tiempo y conforme lo vea crecer, la pena que siento por la falta que me hace mi Chuchi irá desapareciendo.

No tengo mucho que contar al respecto, así que sin más, dejaré una pequeña galería con algunas de sus mejores fotos y con amistades que ya han tenido la oportunidad de conocerlo ❤️ Espero que os guste!!

NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO POST!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.