Holi-woodienses antes de la carrera. (De izquierda a derecha: Lucky, Tarek, Raquel y Alex)

Un año y seis días después, aquí estamos otra vez… tal vez no todos los que estuvimos el año pasado -como se puede apreciar en la foto- a excepción de Raquel y yo -que somos miembros originales del grupo de la edición pasada-, pero sí hemos vuelto con nuevos rostros para repetir esta experiencia y esta vez nuestro destino ha ido un poco más lejos: ☆☆☆Holi-wood☆☆☆

Como ya habéis podido deducir por el título del post, hemos vuelto bajo un nuevo nombre: Holi-woodienses. También es verdad que no estamos todos los comenzamos esta aventura el año pasado por diversas circunstancias… pero lo que importa es que seamos pocos o muchos, estamos regresando para pasar un buen rato juntos y divertirnos 😁😁😁

Dado que soy una persona activa mediante mis redes sociales, a mediados de septiembre me enteré que la carrera volvía este mes y bajo un nuevo nombre: Holi Life, porque ahora ya no es sólo una carrera, es una forma de vida. Una de las primeras personas en saber de la carrera fue Juantxo, quien, sin pensarlo dos veces, me dijo que sí -y también incluyó a Fani, su chica, en el plan- y dado que no tenía más información al respecto, lo mantendría informado sobre la carrera conforme fuese sabiendo más cosas.

Los packs Holi, la novedad de esta edición.

El curso comenzó y pasadas unas semanas, me volví a reencontrar con Raquel después de su viaje a Ucrania, quien no dudó un segundo en apuntarse y pagarme su inscripción en el mismo instante en que abrí la boca para decir: «Holi Life vuelve el 22/10». Unas semanas después, en una de las varias quedadas que mi hermano y yo hicimos con Raquel y su chico, éste también se animó a formar parte de nuestro grupo.

Llegó octubre y con él, la partida de mi hermano a Londres, la baja de Juantxo por motivos laborales -y con él, también se daba de baja Fani- 😭😭😭 Una semana después de la partida de mi hermano, en el momento en el que me decidí inscribirnos de manera grupal a la carrera, descubrí que no podíamos porque uno de los requisitos mínimos es tener un mínimo de cuatro componentes… y nosotros sólo éramos tres 😂😂😂 Lo dejé estar por un pequeño tiempo porque el curso ya estaba empezando a tomar una forma muy dura y de cara al puente del 12/10, mientras regresaba a casa con un compañero de clase, le comenté si se animaba a completar nuestro pequeño cupo pero entre fijar exámenes, asignaturas pendientes, deberes y otros asuntos escolares, no me dio una respuesta.

En nuestra desesperación, se me ocurrió llamar a Lucky, otro de mis compañeros de clase -quien me acompañó en el Party Bus de MTV Super Shorepara proponerle el completar nuestro cupo y aceptó, con lo cual ya podíamos entrar sin pegas y pasados unos días… ESTÁBAMOS DENTRO!!! 🎊🎉🎊🎉🎊🎉

Una de las novedades para esta carrera fueron los packs vestuario holi, compuestos de medias, guantes y tutú de colores, azul, verde, rojo, rosa, amarillo -color a elegir- y, EVIDENTEMENTE, no íbamos a dejar pasar esta oportunidad!! Así que nos cogimos un color cada uno -exceptuando amarillo- para lucir muy divinos todos 😎😎😎😎 Y resaltar desde nuestro punto de partida -además de salir de nuestras casas con los putipacks -así los he bautizado yo- ya puestos 😂😂😂-

Lucky hace una prueba de vestuario el día anterior a la carrera.

Al ser yo quien propuso y organizaba el evento, me tocó recoger las dorsales -otra vez- y todas las equipaciones para, una vez ordenadas y listas, entregarlas a sus respectivos participantes y dejarlo todo preparado para el gran día 😁😁😁

Dado que esta vez no tendríamos el transporte muy fácil, hablando entre los participantes llegamos al acuerdo en que Lucky me recogería alrededor de las 08:00 a.m. y después pasaríamos por Raquel y Alex, su chico, para ponernos en marcha hacia Alcorcón y pasar una mañana agradable rodeándonos de colores en un ambiente donde se podía respirar felicidad, unión y despreocupación.

Arco naranja cruzado con éxito.

SORPRESIVAMENTE, llegamos una hora antes del evento y, a comparación del año pasado, esta vez sí pudimos dar una vuelta por los alrededores del evento e incluso ver cómo comenzaban a llegar más participantes con sus amigos, todos vestidos con los packs y hasta vestidos con pijamas de Pikachu. Personalmente, no hay nada que me guste más que ver cómo un evento -ya sea esta carrera o los conciertos a los que voy- comienza a cobrar vida y tomar forma de manera espectacular.

Viviendo un último verano azul cruzando el arco azul.

El evento comenzó a las 10:00 a.m. con un pre-calentamiento en el escenario principal con miembros del equipo animando a todos los participantes que iban llegando… pasados unos minutos, la mitad del recinto ya estaba lleno de participantes de todas las edades y vestidos de infinidades de atuendos -obviamente, con su dorsal puesto, así daban a entender que estaban participando-; antes de que se diera el pistoletazo de salida, pudimos formar parte de dos Holi Boom -momento en el que todos los participantes echan al aire polvos holi para crear una explosión multicolor- y dar comienzo a la carrera.

Nunca nos aburrimos de revolcarnos con la pantera rosa cuando pasamos por el arco naranja.

A diferencia del año pasado, esta vez fuimos de la primera oleada de participantes en partir y la sensación que pude sentir fue indescriptible. Miembros de la organización nos grababan a muchos de nosotros corriendo y a otros dando brincos de alegría; varias personas ajenas al evento, desde las vallas, nos grababan y/o nos sacaban fotos con sus móviles para luego compartirla con sus contactos… mientras, todos nos dirigíamos como pequeño ejército de hormigas hacia el primer arco de los cinco que nos esperaba: el arco naranja.

Si el año pasado Raquel recibió doble dosis de verde, este año me tocó a mí ✌✌✌

Al igual que el año pasado, una vez superados los arcos azul, rosa, verde -esta vez un poco más fosforito- y rojo, a un último kilómetro, nos esperaban los arcos glitter!!! Y a diferencia del año pasado, esta vez no desaprovechamos la oportunidad de poder pasar por los dos arcos que desprendía variedades -y cantidades- de purpurina en diferentes colores. La verdad es que habernos podido dar ese pequeño privilegio fue algo emocionante, porque en realidad, tras recibir tu dosis de glitter debes seguir el camino para dar paso a los demás participantes y nosotros decidimos romper esa regla saliendo del camino para ir al otro arco y repetir la dosis con glitter de otros colores. INOLVIDABLE!!!

Somos unos apasionados del rojo putoooonnn, rojo pasioooonnn -by Raquel-

Además de los packs holi, otra de las novedades de esta edición fueron los hinchables: había uno que simulaba una especie de recorrido de obstáculos al estilo militar y otro que tenía cuatro burbujas gigantes que tenías que ir saltando sin intentar caerte. Conseguimos probar el primero porque era el que estaba más cerca nada más salir de los arcos glitter y la verdad que tenía algo de acción -por lo menos a mí me gustó- ya que además de sortear un pequeño vacío, tenía subidas y bajadas que tenías que conseguir subir a como dé lugar; desafortunadamente, el segundo no lo pudimos probar porque mientras esperábamos nuestro turno, surgió un imprevisto y comenzó a desinflarse… tras unas revisiones técnicas, la organización avisó a la gente que estaba haciendo su cola que el hinchable quedaba fuera de uso 😭😭😭

Arcos naranja, azul, rosa, verde y rojo superados, hora de los arcos glitter!!! 🎇🎆🎇🎆

Si tuviese que elegir entre la edición de este año y la anterior, definitivamente me quedaría con la del año pasado… no quiero decir que no me haya divertido, pero varias de las personas que me hubieran gustado que me acompañaran, no han estado en esta ocasión y quieras que no, sus ausencias se sienten. Aun así, la compañía de nuevas personas y de mi otra mitad de neurona -o sea, Raquel- han hecho que este día no lo sienta tan vacío y se llene de color de una forma u otra, cosa que les agradezco infinitamente!!! A continuación, os dejo una pequeña galería con nuestros mejores momentos durante los cinco kilómetros que duró la carrera 🙂

Y hasta aquí ha llegado mi aventura en la renovada -y renombrada- Holi Life, aunque este año hemos sufrido unas cuantas bajas, lo importante es que el espíritu nunca decaiga!!!! Como ya habéis visto, hemos traído dos nuevas incorporaciones a nuestro clan y confiamos que, con el tiempo, nuestros miembros originales se vuelvan a integrar con nosotros en alguna futura edición. Para quien no lo sepa todavía, Holi Life regresa en febrero a Parla con su primera edición Neón!!! Si esta edición ha sido brutal, no dudamos que la de febrero dejará huella y más siendo la primera edición Neón, cuya huella brillará durante un buen tiempo.

Holi-woodienses después de la carrera.

NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO POST!!! 😉 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.