No ha pasado ni siquiera una semana de haber estado en el 24K Magic World Tour de Bruno Mars y ya me estoy metiendo a otro concierto y también con pase VIP 😎 😎 😎 Esta vez le toca el turno a la banda americana, creada por Scott Bradlee, Postmodern Jukebox 😄😄😄

Tuve la oportunidad de ver a esta banda en directo el año pasado -justo cuatro días después del concierto de Anastacia– y tal fue el derroche de talento que vi que, en cuanto me enteré que volvían, no me lo pensé dos veces!!! Compré mi entrada a mediados de octubre, como sé que es una banda que gusta mucho, siempre tienen el cartel de ENTRADAS AGOTADAS colgando bastante rápido y es una de las razones por las que no quise desaprovechar la oportunidad de repetir y viajar en el tiempo con ellos ☺️☺️☺️

La primera vez que los vi, tuve la suerte de estar en primera fila porque tenía comprado el pack VIP y cuando llegué al recinto, ya había gente haciendo cola… esta vez el primero HE SIDO YO 😎😎😎 Llegué en el rango de las 13:00 horas y no había nadie, salvo el personal del local y el autobús con los miembros de la banda que entraban y salían varias veces.

Pasadas varias horas después, sobre la 18:50 o 19:00 horas, los asistentes al concierto comenzaron a hacer acto de presencia… según mis indicaciones al ser portador de entrada VIP, me dirigí a la taquilla del recinto para recoger mi acreditación y no fue hasta casi las 19:50 horas cuando se nos permitió el acceso al recinto previo a la apertura general de puertas -lo único que puedo destacar es que sigo sin creerme que me diera tiempo de ir al baño y comprar mis recuerdos en el merchandising 😱😱😱-

21:15 horas -quince minutos tarde- empezaba a sonar música de los años cuarenta mientras la banda aparecía en escena así como el MC de la noche, LaVance Colley, quien nos dio una cálida bienvenida y nos adentró en el mundo vintage de la música actual dando la bienvenida en escena a un miembro original de la banda que empezó con ellos, Robyn Adele Anderson, quien abrió el repertorio de la noche interpretando “Call Me Maybe” -Carly Rae  Jepsen, 2011- acompañada al son de la bailarina de tap, Anissa Lee, que le daba toques bastante clásicos cuando sus zapatos sonaban con la madera del suelo que había expresamente para las piezas con tap.

Acto seguido, el MC nos presentó a un nuevo fichaje que venía con ellos por primera vez en esta gira: Maiya Sykes, quien sacó a relucir su potencial de voz negra -mis voces preferidas- al son de “I’m Not The Only One” -Sam Smith, 2014-. La versión original me transmite matices de dolor y sufrimiento, pero la versión de Postmodern Jukebox, aunque me transmite matices similares, también me hace sentir consuelo y paz, eso es algo que no muchos consiguen -pero ellos sí, PUNTAZO A FAVOR!!!-

Finalizada la acutación de Maiya, apareció en escena Von Smith para interpretar “Cry Me A River” -Justin Timberlake, 2002-, una canción que ya forma parte del repertorio del tour de la banda. Esta vez debo añadir que, además de deleitar al público con sus notas altas, interactuó con nosotros haciendo gestos y señales que hacían alusión al título de la canción.

Con la siguiente actuación se finalizó la presentación de los artistas que nos acompañarían durante el show: Sara Niemietz, interpretando un cover muy jazz de “I Will Survive” -Gloria Gaynor, 1978- luciendo un vestido rojo pasión a juego con un arreglo de plumas rojas que llevaba en la cabeza.

Inmediatamente reaparecieron en escena Robyn Adele y Maiya para acompañar a Sara en el escenario para interpretar juntas “Bye Bye Bye” -NSYNC, 2000-. Eso sí, cantaron acompañadas del público, que no dejó de corear el tema en ningún momento.

La gran sorpresa para los asistentes ha sido el MC, quien además de presentarnos a los artistas y amenizarnos el concierto, también ha tenido su momento estelar para salir a escena, acompañado de Maiya y Robyn Adele para los coros, y cantar “My Heart Will Go On” -Celine Dion, 1997-. Una balada muy sutil que se llevó varias ovaciones ya que el público enloquecía con las notas altas del MC -qué queréis que os diga, las voces negras siempre gustan a todos-.

Para relajar y subir un poco los ánimos, Anissa Lee, la bailarina de tap, apareció en escena para deleitarnos a todos con una pieza de tap donde mostraba la evolución del mismo, acompañado además de una batalla con el batería de la banda, Dave Tedeschi, que se iban alternando para ver quién de los dos lo hacía mejor… aunque puedo decir que, a juzgar por las ovaciones y gritos del público, la batalla terminó en un empate amistoso por parte de ambos intérpretes.

Antes de dar inicio a la siguiente ronda de canciones, Robyn Adele y Von aparecieron juntos en escena agarrados del brazo y antes de empezar, ella nos quiso presumir -hablando en español- su vestido, que lo compró en un mercadillo de Madrid y nos pidió adivinar su precio… alguien entre el público gritó: “0.99 €” y ella lo escuchó, a lo que respondió:

ARE YOU FUCKING KIDDING ME?

Después de que ella aclarara que el vestido le valió algo más de 0,99€ ambos dieron paso al tema “Thrift Shop” -Macklemore & Ryan Lewis a dúo con Wanz, 2012-, la actuación se caracterizó por el buen rollo que ambos desprendían y también por la armonía que emitían sus voces juntas; también quiero destacar que a lo largo de la canción ambos no dejaban de gesticular muchas expresiones que resultaban ser graciosas para el público.

Para la siguiente canción, vinieron a escena LaVance acompañado de Sara, Von se quedó en el escenario y juntos cantaron otra canción que también es fija en el repertorio: “Hey Ya!” -OutKast, 2003- y fue en esta canción donde los tres me vieron cómo me dejaba llevar al ritmo de la música moviendo los dedos -quien haya visto el videoclip sabrá de lo que estoy hablando- y también me saludaron durante la canción 😄

Maiya Sykes volvió a reaparecer en escena para rendir homenaje a uno de los raperos más influyentes de todos los tiempos con su tema Juicy -The Notorious B.I.G., 1994- y debo reconocer que darle un enfoque diferente a un rap me dejó completamente admirado, escuchar este tema en versión swing me resultó mucho más atractivo que cuando escuché la canción en su versión original.

Los demás integrantes de la banda comenzaron a amenizarnos con una sección pequeña instrumental, pues los artistas estaban cambiando su vestuario, para presentar -una vez más- al trío femenino con un tema que ya ha formado a ser un clásico que no falta en su repertorio: “All About That Bass” -Meghan Trainor, 2014-. Abría cantando Sara y después le seguía Robyn Adele; el tema lo hicieron tan suyo que el momento en el que Maiya apareció en escena, lo hizo con una licorera y fue repartiendo un sorbo a cada uno de los miembros de la banda y también al equipo que se encargaba del sonido; sin duda alguna este tema fue una especie de fiesta entre la banda y el público.

Para dar paso a la siguiente balada, el escenario se iluminó de luces moradas y entró en escena el MC, LaVance, esta vez solo para deleitarnos con “Halo” -Beyoncé, 2009- y lo único que se llevó a lo largo de toda la canción fueron aplausos, gritos y múltiples ovaciones por jugar con sus graves y agudos, además de cantar el último coro en una nota muy alta, propia de una voz negra. Este es uno de mis temas favoritos en su repertorio, la primera vez que la escuché me puso los pelos de punta y esta vez lo ha vuelto a hacer.

De nuevo, Sara reapareció en escena para cantar, acompañada de algunos solos de la banda, “Love Yourself” -Justin Bieber, 2015-, la canción fue acompañada de un solo de batería, animada también por un solo de clarinete y algún instrumento de viento más que no hicieron más que llevarse constantes ovaciones tanto los instrumentistas como la propia Sara, que al verme señalándola con un corazón que formé con mis manos, me señaló también de la misma manera ❤️❤️❤️

Otro de los temas que no pudieron faltar vino de la mano de Von y fue “Sweet Child O’ Mine” -Guns N’ Roses, 1988-, que estuvo acompañado del trombón. Recuerdo esta canción, en su versión original, muy estruendosa y enérgica; sin embargo esta versión la caracterizo por ser más calma aunque también ha tenido sus grandes momentos de energía gracias a los agudos que le daba Von mientras cantaba.

Una vez más, LaVance entraba en escena acompañado de Robyn Adele y Sara, quienes le harían los coros, para deleitarnos con otro tema que también es fijo en su repertorio: “Forget You” -CeeLo Green, 2010-; me atrevería a decir que la versión tan jazz que escuché de ellos me gustó muchísimo más que la versión original y que tampoco faltaran las notas agudas que el MC alcanzaba durante la canción que enloquecían a todo el público, haciendo que se llevara constantes ovaciones de todo el local.

Robyn Adele se quedaba en el escenario y salía en escena Anissa para acompañarla con su talento para el tap y juntas versionaron “Wiggle” -Jason Derulo, 2014- acompañadas de los instrumentos de viento que le daban ese sonido tan característico que tiene la canción -quienes la hayan escuchado sabrán de lo que estoy hablando- y no dejaron de llevarse ovaciones del públixo, sobretodo Anissa cada vez que hacía sonar sus zapatos con la tabla para tap.

El escenario se quedó vacío mientras se iluminaba de color morado y el piano iba sonando para que Maiya reapareciera en escena e interpretara “Creep” -Radiohead, 1992- y confieso que en cuanto escuché:

WHEN YOU WERE HERE BEFORE

Reconocí la canción de inmediato y las lágrimas comenzaron a salir solas, esta canción me recordó mucho a mi perro y no pude contener mi llanto durante toda la canción; el mejor momento de todos fue cuando a Maiya comenzó el último coro, precediéndolo con el clásico:

YOU’RE SO FUCKIN’ SPECIAL

Y fue ahí donde el público la aplaudió fuertemente, mientras ella terminaba la canción con sus agudos negros, consiguiendo una euforia masiva en el público.

Inmediatamente salieron a su encuentro LaVance y Sara, que junto a Maiya interpretarían otro tema que ya es un clásico más en su repertorio: “Sorry” -Justin Bieber, 2015-; acompañados de Robyn Adele y Von que, aunque no cantaban, estuvieron ahí bailando y animando al público, haciéndonos partícipes a todos cantando todos juntos al unísono. En cuanto la canción terminó, salieron todos al frente del escenario para darnos las gracias con una reverencia grupal.

Como en todos los conciertos, el público siempre se queda con ganas de más canciones y Postmodern Jukebox no iba a ser la excepción. Nuevamente volvió a salir el MC a agradecer, una vez más, por nuestra asistencia y por una noche muy especial mientras que Von y el resto de intérpretes salían a su encuentro para deleitarnos la última canción de la noche, “Shake It Off” -Taylor Swift, 2014-, turnándose todos para poder cantar y no quisieron decirnos adiós sin antes presentar a todos los miembros de la banda; donde cada uno tuvo su oportunidad de tener su solo instrumental -aunque todos se llevaron varias ovaciones por igual, el pianista se llevó un poco más que el resto porque al hacer su solo sorprendió al público con un extracto de “Y Viva España” de Manolo Escobar-. Cuando terminaron, todos volvieron al centro del escenario para la reverencia final y el momento selfie de la banda, poniendo al bajista al centro de todos y cargándolo, pues nos revelaron que era su cumpleaños y no perdimos la ocasión de cantarle su feliz cumpleaños. Algunos de los miembros se acercaron al borde del escenario para saludar a los seguidores y para obsequiar las hojas con el setlist del show; en este caso, Anissa se acercaba con una hoja y al verme con la mano extendida, me la dio a mí 😎 😎 😎

Antes de que el público abandonara la sala, Sara y Robyn Adele bajaron del escenario para saludar a algunos de sus seguidores mientras que los portadores del pase VIP esperaban en la barra, ubicada en el centro de la sala, para ser dirigidos a la sala donde tendría lugar el meet&greet. A comparación del año pasado, en esta ocasión nos obsequiaron un póster con las fechas del tour en Europa firmado por todos los miembros de la banda después de que un miembro del staff nos hiciera la foto grupal a cada uno de los asistentes del meet&greet. La mía quedó tal que así:

Una vez nos fotografiamos todos, tuvimos la oportunidad de poder estar a solas con ellos. Fui hablando con cada uno de ellos cuando me percaté de que Robyn Adele no estaba en el acontecimiento, mi tan imaginativa mente comenzó a pensar cosas como: “será que no quiere saber nada del mundo” y cosas por el estilo… hasta que la vi salir por una puerta totalmente cambiada y con una tarta de chocolate en la mano de manera sigilosa para sorprender a Adam Kubota, el bajista de la banda, quien estaba de cumpleaños.

Tanto la banda como los asistentes del meet&greet le cantamos “Happy Birthday”, inmediatamente después se retomó el evento y con quien sí pude compartir un rato fue con Maiya Sykes, a quien tenía que darle las gracias por haber interpretado de manera sutil y delicada “Creep” y compartí -no sólo con ella, también con algunos miembros de la banda- el por qué del significado tan especial que tiene esa canción para mí. Curiosamente, también compartí con ellos que exactamente hoy, hace un año, fui al concierto de Anastacia y también tuve la ocasión de conocerla personalmente después del mismo y cuatro días después, los vi a ellos por primera vez, el último detalle que NO SE ME PODÍA ESCAPAR DE NINGUNA MANERA es que este concierto y el meet&greet son un regalo de cumpleaños por parte de mi hermano y aunque, en un principio, por circunstancias que se han dado en los últimos meses, me dieron ganas de desistir de este evento, finalmente no renuncié a mi cita con ellos. Una vez dado por finalizado el meet&greet, me despedí de cada uno de los miembros del grupo prometiendo que si volvían de gira, no me perdería el concierto y la experiencia meet&greet, MUCHO MENOS!!!

Llegó la mejor parte: ¿QUÉ OPINIÓN ME MERECE EL CONCIERTO? Como ya os comenté al principio del post, ya había visto en directo a la banda el año pasado con pase VIP y aunque respecto a la selección de canciones no me puedo quejar, sí he echado de menos canciones como Bad Romance -Lady Gaga, 2009- o Chandelier -Sia, 2014- y escuchar algunas nuevas en lugar de las que son fijas; pero teniendo en cuenta que los artistas que vienen de gira van variando -y menos ahora que se presentan en dos ciudades diferentes en un mismo día-, las canciones que interpretan también lo hacen. Respecto a su puesta en escena, han innovado al colocar un pequeño atril para los instrumentos de viento y que los mismos vengan con el logo de la banda; es algo que totalmente me ha fascinado. También debo añadir que he echado de menos a algunos miembros como Sarah Reich, bailarina de tap que estuvo de gira con ellos el año pasado y a quien pude conocer, y por supuesto, a Scott Bradlee, pianista y creador de esta maravillosa banda; pero la primera tuvo un accidente que le impidió seguir con ella en esta gira y el segundo está trabajando constantemente en crear nuevo contenido que siempre está disponible para ser visto en el canal de YouTube de la banda TODOS LOS JUEVES. Así que ya no tenéis ninguna excusa para visitar el canal de la banda y dejaros deleitar por el derroche de talento y voz que sale de todos estos artistas!!!

Y bien, hasta aquí ha llegado mi aventura en el tiempo disfrutando a Postmodern Jukebox; todas las fotos que habéis visto a lo largo del post ya están disponibles en la galería de mi web haciendo click aquí. Ahora, sin más que contaros, yo os dejo, me despido y…

NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO POST!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.