Tan solo han pasado dos meses desde aquel 09/04 donde volví a ver esta banda en La Riviera con mi pase VIP y que os conté aquí. quién me iba a decir que estaría repitiendo DOS VECES EN UN MISMO AÑO PARA VERLOS OTRA VEZ 😱😱😱 NO ME LO CREO!!!! Sin duda alguna, creo que he batido mi propio récord de ver a un mismo artista dos veces en un año -no tiene por qué ser dos días seguidos como hice con Madonna en 2015-. Eso sí, este concierto sigue formando parte del cartel de actuaciones del festival Las noches del Botánico, con lo cual esta aventura todavía no ha terminado 😉

Así es, como ya os conté ayer, he regresado al Jardín Botánico para volver a disfrutar del glamour y talento que desprende esta banda sobre el escenario. Mientras estaba reconectando mi vida tras mi viaje a Portugal, me enteré por twitter que la banda volvía a Madrid para actuar en el festival y no me lo pensé dos veces!!! Aunque me costó conseguir mi entrada, también quise ver si habrían pases VIP para este show, pero parecía ser que esta vez me iba a tener que quedar con las ganas… de todas maneras, con pase VIP o no, ME IBA A VER A POSTMODERN JUKEBOX cuando, por fin, compré mi entrada casi a finales de Junio!!! 😁😁😁

Pero no todo ha sido alegría… si ayer me estaba asfixiando del calor infernal que hacía, hoy me he congelado de frío con el diluvio que estuvo cayendo a lo largo del día y mis posibilidades de que permaneciera seco antes, durante y después del concierto se iban convirtiendo cada vez más nulas conforme avanzaba el día y no paraba de llover. Lo único que me “protegía” era el toldo que se colocó en la taquilla para la gente que recogiera y/o comprara entradas para cualquier día del festival.

Llegué sobre las 15:15 horas -igual que ayer- y, para variar, era el primero -y único- de la cola; como me tocaba esperar varias horas en la puerta del recinto, he podido escuchar a los artistas haciendo prueba de sonido y así me haría una idea de las canciones que escucharía… entre las que reconocí, estaba “Call Me Maybe” -Carly Rae Jepsen, 2011-. Conforme pasaban las horas, la lluvia cogía más fuerza y la organización del equipo, al ver que estaba junto a un miembro de prensa -que no sabía que lo era-, fueron muy amables de refugiarnos dentro del recinto hasta que amainara la tormenta y/o abrieran las puertas.

Afortunadamente, para las 19:00 horas, cuando abrían las puertas, dejó de llover y pude salir a cumplir con el protocolo de acceso al recinto… siendo el primero en entrar al recinto y esperar a que el cuerpo de seguridad permitiese el acceso hacia el escenario. Cuando la gente comenzó a entrar, todos los asistentes fueron ubicados en zona de pista, pues las gradas estaban mojadas debido a la lluvia.

Había una banda en el escenario que se dedicó a amenizar la espera tocando música estilizada en los años 40 que sonaba muy jazz, swing y de todos los estilos propios de la época; también visualicé a varios asistentes vestidos para la ocasión que se divertían bailando al son de la banda. Sinceramente, veía el evento desde un punto de vista exterior y parecía una de las varias macrofiestas que solía dar el gran Gatsby en su casa, tal y como contaba su autor, Francis Scott Fitzgerald.

Para las 20:30 horas o un poco más tarde, la banda se centró en el escenario, dio las gracias al público por tan cálida acogida y se retiró de escena, dejándonos preparados para poder disfrutar de la música de Postmodern Jukebox.

22:20 horas, los instrumentistas salían a escena y conforme comenzaban a tocar música ambientada en los años 40, aparecía en escena el MC de la noche, LaVance Colley, quien nos daba la bienvenida a una noche llena de clásicos que estaban a punto de poner a la gente a bailar.

La primera artista, para mi sorpresa, no era nadie que ya haya visto antes, a escena salió Cristina Gatti, que dio inicio a la sucesión de hits con “Womanizer” -Britney Spears, 2008-, una versión muy que, para mi gusto, estaba repleta de matices que despertaban mucha sensualidad en la voz de la artista, que a mitad de su interpretación fue acompañada con un solo de trombón que se llevó un gran aplauso del público.

Automáticamente el MC reapareció en escena para presentar a otra artista, nueva en este tour, que los acompañaba por Europa en esta gira de verano: Jennie Lena. Que salía a escena a interpretar una versión muy jazz de “You Give Love A Bad Name” -Bon Jovi, 1986-, que gustaba mucho al público porque transmitía matices de películas de detectives de época -tipo Nestor Burma, por poner un ejemplo- y los instrumentos de viento tenían cierta notoriedad a la hora de los coros.

El MC nos presentó a un fichaje que lleva con ellos desde los inicios de la banda: Robyn Adele Anderson, que lucía un vestido del cual quiso presumir hablando en español y preguntó al público si eran capaces de adivinar cuánto pagó por ello… hasta que, de pronto, cambió la expresión de su cara y dijo:

ESPERA, ¿ALGUIEN ACABA DE DECIR NOVENTA Y NUEVE CÉNTIMOS?

El público se reía con ella ante la situación que estaban presenciando y sus gestos faciales que despertaban algunas carcajadas… hasta que Robyn le dijo al público “enfadada”:

ARE YOU FUCKING KIDDING ME?

A lo que el público comenzó a reír; el show continuó con Robyn aclarando que el vestido fue “robado”, comenzando “Thrift Shop” -Macklemore & Ryan Lewis a dúo con Wanz, 2012-, con un ritmo y sonido muy similar a la canción original donde el clarinete resaltaba el característico sonido que tiene la canción.

Inmediatamente mientras Robyn Adele se retiraba de escena, volvía el MC a presentar al último artista que formaría parte de la velada de la noche: Von Smith, que comenzó con una versión muy lenta de “Sweet Child O’ Mine” -Guns N’ Roses, 1988- que estuvo acompañada por el trombón y, a mitad de la actuación, salió a escena Lee How, bailarín de tap, que acompañó a Von al ritmo de sus palabras.

En cuanto terminó la canción, Von tenía intenciones de retirarse de escena y en cuanto vio salir a Jennie y Cristina, regresó con ellas al escenario para cantar  una versión muy swing de “Burn” -Ellie Goulding, 2013- donde los tres se turnaban para tener su momento estelar así como agruparse para poder hacerse coros mutuamente.

Sin duda, el mejor momento para todos los asistentes fue cuando el MC salió a escena junto a Robyn Adele y Cristina, quien ya estaba en el escenario para entonar juntos un clásico en su repertorio: “Forget You” -CeeLo Green, 2010-. El público no dejaba de enloquecer con las notas agudas que daba LaVance, a quien se podía apreciar más que entregado durante toda la actuación.

Al terminar el tema, Jennie aparecía en escena para interpretar un tema pero parecía que precedía una pequeña intervención instrumental… con lo que se disculpó por la confusión en micrófono y se retiró del escenario. En su lugar, salió a escena Lee para animar al público con una pieza de tap, acompañado del batería, quienes se batían en duelo por ver quién hacía mejor percusión ante la fascinación de un público que no dejaba de gritar y ovacionar a ambos… pero viendo que ambos recibían las mismas ovaciones, el duelo quedó en empate por parte del bailarín y el batería.

Cristina reaparecía en escena para deleitar al público con un jazz romántico: “Never Forget You” -Zara Larsson a dúo con MNEK, 2015- y aquí, su voz transmitía demasiado romance que contagiaba al público, que también se animaba a cantar con ella muy bajito para no quitarle protagonismo ni a ella ni a su voz.

Para la siguiente canción, el piano comenzaba unos sonidos con matices tristes, entonces salía a escena Jennie que sorprendió al público cantando “Jolene” -Dolly Parton, 1973- acompañada únicamente por el piano, su voz denotaba desolación por el desamor y relució muchísimo más cuando, ya casi al final, la acompañó la batería para cantar las notas más agudas que hicieron que el público no deje de aplaudirla constantemente.

Robyn Adele fue la siguiente en reaparecer en el escenario para mover al público al ritmo de “Talk Dirty” -Jason Derulo, 2013- con sonidos muy swing que hacían bailar al público mientras otros cantaban u ovacionaban tanto al tema como a ella, que realizaba algunos movimientos sensuales encima del escenario mientras los instrumentos de viento sonaban al ritmo de la percusión.

LaVance reapareció en escena para relajar el ambiente acompañado del piano para cantarle al público “Halo” -Beyoncé, 2009-, llevándose a lo largo de la canción múltiples ovaciones por parte del público gracias a la calma y euforia que les transmitía sus agudos inimitables logrados casi llegando al final de su interpretación.

Nuevamente, en el escenario, se fue notando un poco más de ritmo cuando, primero, salió a escena Cristina para dar inicio a otro clásico en el repertorio: “All About That Bass” -Meghan Trainor, 2014- pero esta vez, en una versión muy cantinera a la que luego se unió Robyn Adele para cantar la primera parte de la canción mientras la primera artista se retiraba de escena; después se unió a ella Jennie en la segunda parte de la canción y acto seguido, salió Lee para bailar una pieza de tap -no sin antes marcarse un dab- y, finalmente, Cristina volvía al escenario para terminar juntas la canción, que no dejó indiferente a nadie entre el público.

Después de hacer bailar al público, Von reaparecía en escena al son de un chelo que entonaba una melodía triste que daría paso a “Cry Me A River” -Justin Timberlake, 2002- en la que Von jugaba constantemente entre sus agudos y graves al llegar los momentos adecuados para ello, cosa que encantaba al público y no dejaba de ovacionarlo con infinidades de aplausos y gritos de euforia.

Para la siguiente canción, salieron a escena LaVance acompañado de Jennie, que iba agarrada de su brazo para deleitar al público con una versión muy jazz de “Roar” -Katy Perry, 2013-. La mayor parte de la canción fue cantada por él, aunque también le dejó sus momentos estelares a ella… eso sí, para el final de la canción, el gran momento estelar lo tuvieron ambos ya que terminaron cantando los dos juntos para sorpresa del público, que no paraba de gritar con los agudos de LaVance y la armonía que producía con la voz de Jennie.

De nuevo, entraban en escena Von acompañado de Cristina para sorprender al público interpretando “Closer” -The Chainsmokers a dúo con Halsey, 2016- con unos aires un tanto románticos que levantó algún que otro suspiro entre el público debido a la buena química que desprendían ambos en el escenario mientras cantaban, los matices que sus voces transmitían eran de buen ambiente y al público parecía encantarle ya que algunos se animaron a acompañarlos con palmas y otros, cantando junto a ellos.

Antes de proseguir con el show, LaVance salió a escena, tomando su papel de MC, acompañado de Jennie -pues Cristina ya estaba en el escenario- y agradeció a todos los asistentes por asistir pese al mal tiempo que hizo a lo largo del día, pues lo más temido por todos era que el concierto se cancelase aunque finalmente pudo ser llevado a cabo. Finalmente continuaron el show con “Sorry” -Justin Bieber, 2015- animando a todo el público a cantar con ellos y paseando de un lado a otro del escenario, donde, al verme asomarle mi bandera americana, ME LA RECIBIÓ!!!! ☺️☺️☺️

 También se acercó al público porque había una chica que se moría de ganas por cantar con ellos y, finalmente, su deseo se hizo realidad cuando LaVance se acercó a ella para que tuviera su momento estelar.

Antes de que se retirasen de escena, salieron todos al escenario para agradecer al público con una reverencia general que fue devuelta en multitud de silbidos, aplausos y muchos gritos hacia ellos.

En cuanto desaparecieron del escenario, el público no dudó en pedir otra canción más y fue cuando todos salieron a escena para que Von tomara el micrófono y despidiera la velada de esta noche con “Shake It Off” -Taylor Swift, 2014-, haciendo al público bailar y también cantar con él al ritmo que denotaba su voz mientras que en el escenario todos y cada uno de los instrumentistas tuvieron su solo estelar cuando fueron presentados uno por uno; también debo decir que el Lee, el bailarín de tap, tampoco se quedó sin bailar una última pieza de tap para enloquecer a un Jardín Botánico que estaba totalmente entregado a la banda. Para el final de la canción, tanto la banda y el público se unieron a cantar al unísono el último coro que despediría un exitoso regreso en el tiempo.

Una vez más, al terminar, la banda entera se posicionó en el centro del escenario para agradecer y despedirse de todos con una gran reverencia y no se retirarían del escenario sin antes hacerse un selfie general con todo el público de fondo para recordar una noche mágica donde, aunque no brilló el sol por la lluvia, sí la hicieron un poco más cálida.

Tras acabar el concierto, no quería irme a casa sin antes poder conseguir una foto con alguno de los miembros de la banda… pero por mucho que intenté colarme al backstage, fue imposible. Aun así, cuando salí del recinto, quise intentarlo entrando por la parte trasera del Jardín Botánico y lo rodeé pero tampoco tuve éxito 😞😞😞 Así que desistí de mi plan y me retiré a casa porque, aunque el tiempo no acompañaba, se preveía que en cualquier momento iba a llover y no quería llegar empapado a casa.

Ahora ¿QUÉ OPINIÓN ME MERECE EL CONCIERTO? Primero de todo, que estoy sorprendido de que hayan vuelto a Madrid por segunda vez en el mismo año como parte de su gira de verano. En cuanto a su puesta en escena, ya que tenían un escenario facilitado, incorporaron su propia puesta en escena como un telón con el logo de la banda y algunas plataformas para la batería y los instrumentos de viento. Otra cosa que sí me sorprendió mucho fueron los nuevos fichajes como Cristina Gatti, Jennie Lena y Lee How, ya que pensaba que traerían a los mismos artistas que había visto en Abril, pero parece que mi intuición falló esta vez 😇 Qué decir de las canciones, pese a los clásicos que ya forman parte del show -aquí también incluyo “Call Me Maybe”- en esos clásicos-, incorporar canciones como “Jolene” o “Roar” ha sido todo un puntazo que no sólo me ha encantado a mí, también al público -aunque, como ya mencioné en el post que publiqué hace dos meses, las canciones van variando al igual que los artistas-. Desde luego que he echado en falta a algunos miembros como Sarah Reich, Anissa Lee -ambas, bailarinas de tap-, Sara Niemietz o Scott Bradlee; pero está claro que no siempre saldrán los mismos miembros de gira, eso es algo que no puedo discutir. No puedo decir mucho al respecto, porque ya sabéis que la banda y su música me gusta mucho… sólo puedo finalizar mi review diciendo que no perdáis la oportunidad de verlos en directo -si podéis y si os gusta, claro- y que todos los jueves suben un nuevo vídeo en YouTube!!!

Y bien, hasta aquí ha llegado mi racha de conciertos. Desde ahora hasta un nuevo aviso, desconectaré un poco del mundo cibernético para poder dedicarme algo de tiempo a mí mismo porque me hace mucha falta… aunque eso no quiere decir que vaya a desaparecer del todo; estaré publicando cosas de vez en cuando y a lo mejor alguna que otra novedad 😉

De sobra está deciros que todas las fotos que habéis visto aquí ya las tenéis disponibles en la galería de mi web y que podéis verlas todas con tan solo hacer click aquí. Espero que os gusten mucho porque he puesto en riesgo mi salud muriéndome de frío haciéndolas 🤧😷🤒

Así que yo me despido y…

NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO POST!!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.