Este fin de semana que acaba de pasar -concretamente el sábado-, una amiga mía ha dado a luz a su segunda hija y no fue hasta el domingo que me pude apersonar al hospital para ir a visitarla… entre varios de los visitantes estaba una de sus sobrinas -que, casualidades de la vida, también estudió con nosotros aunque luego abandonó- que pasaría la noche con ella.

Resulta que en una de las varias visitas que recibió mi amiga, su primogénita estaba intentando quitarme el bolsito donde llevo mis pertenencias mientras hablaba con la hermana de mi amiga… en una de esas que la niña se cansó de querer mi bolso, ella se sentó en el sofá y tenía su cabeza entre las piernas; en una de esas que me da por ponerme en plan «de coña», le digo a la sobrina en cuestión: «dale un empujón para que crea que se va a caer» y la chica me dice: «cómo le voy a hacer eso, no seas tan malo» y entonces se dio una conversación, cuanto menos interesante… tal que así:
prg-37

  • + Es que soy un poco mala persona con los niños.
  • – Pues no tengas hijos.
  • + ¿Y quién ha dicho que voy a tenerlos?
  • – ¡¿No vas a tener hijos?!
  • + No, no voy y ni quiero tenerlos.
  • – Pues es lo mejor que te puede pasar.
  • +Lo sé, pero no quiero y tampoco está en mis planes.

Más o menos de este tipo se dio la conversación. Desde entonces, hasta que no me fui, la chica no paraba de decir a cada rato y a todo aquel que se acercaba a la habitación para visitar a la madre y su hija: «este Tarek que dice que no le gustan los niños» y así dando la burra al trigo con la misma matraca tooooooooooodo el rato… cuando llegó mi momento de cargar a la nena -que la tuve un buen ratito, por cierto 😉 -, la chica seguía diciendo la misma marranada a las dos personas que quedaban… de verdad, menudo coñazo!!!! Creo que más daba el coñazo ella que la niña -la primogénita-.

Cuando mi amiga ya le cambió el pañal a la niña y la tumbó en la cuna, cogí el gorrito de la niña y se lo superpuse para hacer la gracia, pero ni con esas dejaba de repetir la misma historia, tanto a la madre como a la visita; aunque esta vez soltó una perlita que no tenía mucho que ver con mi acción: «madre mía, Tarek, cómo se nota que no te gustan los niños» y yo me pregunté en ese momento para mí mismo: «¿tiene algo que ver el que no me gusten los niños con que le haya superpuesto el gorrito a la nena para hacer la gracia?», definitivamente, fue la gota que colmó mi vaso y decidí despedirme de mi amiga para no tener que aguantar más el coñazo de su sobrina… porque si seguía un minuto más en la misma habitación con ella, Troya podía encontrarse en llamas.

Si ya habéis leído mi primer post, sabéis que soy actor y como tal -aunque puede que no tenga nada que ver- tengo una imaginación increíble, tanto así que me imaginé una situación paralela a la que en realidad estaba ocurriendo y simplemente me veía dando voces a la sobrina y ella respondiendo de la misma manera… y si quería evitar que en realidad ocurriera, decidí retirarme a mi casa, despidiéndome de mi amiga y felicitándola por la nena, de las visitas y también de la tercera en discordia… simplemente por no perder la educación. -Porque realmente no lo habría hecho ya que se lo buscó ella sola-

Ahora bien, toca mi momento de reflexión: ¿HAY ALGO MALO EN QUE NO ME GUSTEN LOS NIÑOS? Sí, estoy de acuerdo en que es lo más bonito que le puede pasar a cualquiera pero NO ME GUSTAN.

¡¡¡¿Y QUÉ?!!! ¿MEREZCO SER CONDENADO POR ESO? ¿VOY A DEJAR DE SER HUMANO PORQUE NO ME GUSTEN LOS NIÑOS? ¿ME VA A HACER MÁS O MENOS HUMANO EL QUE NO ME GUSTEN LOS NIÑOS? La respuesta es NO, NO VOY A DEJAR DE SER HUMANO Y NO ME HARÁ NI MÁS NI MENOS HUMANO PORQUE NO ME GUSTEN LOS NIÑOS; será inevitable que no me pueda ni quiera rodear de ellos pues es la ley de la naturaleza que la raza humana se reproduzca, MI HERMANO TENDRÁ HIJOS CUANDO ENCUENTRE SU PAREJA Y SE CASE, POR FAVOR!!!!!!

No quiero hijos porque simplemente tengo un estilo de vida que me encanta y me apasiona y NO ESTOY DISPUESTO, POR NADA DEL MUNDO, A RENUNCIAR A ÉL; esta decisión se debe a que, cuando fui de viaje a Perú en 2011 con mi hermano, mis primas – que en eso entonces la mayor tenía 6 años y la menor, 4 años- se ponían a pelear o hacer berrinches en la calle cuando íbamos de paseo, los dos, con ellas y por mucho que intentaba aplicar las técnicas que mi madre usó con nosotros cuando éramos niños, no había resultado… entonces las llevábamos de regreso a casa, con sus lloriqueos y sus caprichos a lo largo del camino -pasando la vergüenza más horripilantes de nuestras vidas-, para poder salir tranquilamente sin tener que aguantar llantos sin sentido y berrinches inútiles. Fue entonces cuando me di cuenta que mi paciencia con los niños es NULA y aunque al principio me parecía una idea bonita la de tener niños por muy poca paciencia que les tuviese, conforme fui creciendo y fue pasando el tiempo, me di cuenta que no quería tener niños… Y TAN SIMPLE COMO ESO. Y no creo que por no querer niños y que no me gusten, tenga que ser condenado y mucho menos vaya a dejar de ser humano por ello, voy a vivir rodeado de niños porque es inevitable que existan estas criaturas, la humanidad tiene y siente esa necesidad de reproducirse para asegurar la perpetuación de su especie.

Y a ti ¿te gustan los niños? ¿Quieres tenerlos? Házmelo saber en los comentarios!!! Estoy seguro que pueden salir debates interesantes sobre este tema 😀

 

NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO POST!!! 😉

5 comentarios

  1. Hola Tarek, yo no he tenido hijos porque no quise. Es una vida diferente a la de amigos que sí los tienen. Ni mejor ni peor. Saludos
    Beatriz

    1. Author

      Yo comparto la misma opinión y respeto a quienes deciden tenerlos; sin embargo el post lo enfocaba en el hecho de que por no gustarme los niños y haberle dicho -de broma- a la sobrina de mi amiga «dale un empujón para que crea que se va a caer» haya tenido que ser juzgado de manera tan dura y más por alguien que ni siquiera me conoce.
      No digo que no sea bonito el tener hijos, seguro que sí y debe ser la experiencia más maravillosa para el ser humano el tener hijos, sin embargo yo no los quiero no por el hecho de que no me gusten -que también-, sino porque estoy acostumbrado a un estilo de vida tan despreocupado que no lo cambiaría por nada.

      Muchas gracias por compartir tu opinión, Beatriz. Ha sido un placer leerte!!

      Un besazo :-*

  2. Ni que fuera un crimen que no te gusten los niños… Cada uno tiene su estilo de vida y eso es todo. Yo, por ejemplo no me veo casadorra y rodeada de crios, pero eso no me convierte ni en mejor ni en peor persona. Esta mujer sin duda es demasiado dramática…

    1. Author

      AL FIN!!!!! ALGUIEN COMPARTE MI OPINIÓN. GRACIAS AL CIELO!!!!

      Bueno, a lo que iba, porque sino me entretengo y no hay cuando acabe: más que dramática, yo diría juzgona, que le viene como anillo al dedo -aunque dramática tampoco se le queda atrás-. Si a mí me parece perfecto que a sus 25 años sea madre y sea feliz con su hijo, pero que no me venga a soltar ese cuento chino que es bonita la maternidad -que seguro que sí que lo es, no digo que no- porque el tener que levantarte en medio de la noche y todo lo que ello conlleva será de todo menos bonito… al menos para mí no lo es.

      Gracias por compartir tu opinión conmigo Raki y sobretodo por entenderme!! 😉 LUV U ♥


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.