Aquí estoy de vuelta, no en mi mejor momento, pero quiero y me apetece escribir este post. Como muchos ya sabéis, este viernes 10 ha sido mi cumpleaños; si ya habéis leído el título del post, sabéis que cumplo 24 años y aunque nadie me crea, no es que me haya hecho mucha ilusión cumplir años esta vez… no después del golpe tan duro que he sufrido hace dos semanas.

Habiendo caído un viernes, no me daba margen a celebrar nada y menos con dos exámenes encima -uno de ellos con retraso porque no lo pude hacer en su día- y muchísimo menos con mi luto. Los únicos favores que pedí en casa fue que al llegar la medianoche del jueves a viernes, NADIE me saludara y que tampoco me cantaran mi cumpleaños con velas y tarta… la razón es más que evidente, la tenéis en el post anterior.

Mi padre aprovechó que estaba dormido para felicitarme, me despertó por un segundo y luego me dormí otra vez; suelo despertarme a las 09:30 a.m. pero hoy me he despertado un poco antes de mi hora. No tenía ni ganas de salir de mi habitación por no querer ver la casa vacía y deprimirme más de lo que ya estoy, pero siendo mi cumpleaños tengo la costumbre de hacerme un regalo a mí mismo desde hace unos años… y decidí regalarme un tatuaje, concretamente: XXIV. La razón es muy simple, a finales de noviembre me enteré de que Bruno Mars vendrá a España con su gira 24K Magic World Tour y actuará en Madrid y Barcelona; tras hablar con un amigo y asegurarme de que quisiera acompañarme -no tengo ningún problema en ir solo, pero me apetecía ir con alguien-, compré las entradas de milagro, porque casi todas estaban agotadas, y aseguré mi asistencia al show, además ha coincidido que este año cumplo 24 años y con esta edad lo veré en directo… no sé, pero creo que el día del concierto, para mí, será una fecha muy especial.

En el instituto, mi actitud tan decaída se notaba bastante al igual que mi desilusión… como ya había dicho antes, el viernes tuve dos exámenes y el primero -que es el que se fijó para mi cumpleaños gracias a una compañera que sé perfectamente que me detesta, aunque no lo dice en voz alta. Pero sabe que yo lo sé- lo hice bastante rápido y me salió muy bien; al tocar el recreo fui a hablar con mi tutora -quien me da Biología y CTM- porque quería hablarme del examen, sorprendiéndome al decirme que me lo hacía el lunes… no sé exactamente por qué motivos, pero acepté la propuesta; mis compañeras organizaron una sorpresa sin que yo sospechara nada -yo ya la veía venir, pero estaba tan en mi mundo de añicos que no sospechaba nada- y cuando me encontré con ellas en la cafetería, me sacaron una tartita red velvet y me cantaron mi cumpleaños… dio la casualidad de que mi hermano también estaba en la cafetería con su clase y, aprovechando la ocasión, se unió a la celebración; no pedí ningún deseo al soplar mis velas porque no tengo nada que pedir o desear -al menos no este año-. Además del regalo que me hice a mí mismo, mis compis me regalaron una tarjeta con unas palabras muy bonitas, unas bolsitas con filipinos -que me encantan por el contraste de chocolates- y el último disco de Lady Gaga en edición deluxe, Joanne -que tenía pensado comprarlo, aunque no sé cuándo-; en casa tampoco faltaron regalos: dio la casualidad de que también me regalaron el mismo disco -aunque tengo la oportunidad de cambiarlo por otro- y una bufanda azul -mi color favorito ♥♥♥-

Ayer, aunque no tenía planes, una de mis compañeras de clase tenía entradas para ir a ver Carmina Burana y pensó en mí para poder ir pues su acompañante no podría asistir… nunca en mi vida he ido a una ópera, así que accedí porque sentía curiosidad. Previo a este plan, quise ultimar detalles de mi fiesta de cumpleaños pero tuve serios inconvenientes -sobretodo con el decorado- para poder dejarlo todo listo para mañana y poder irme tranquilo… pero como bien dicen: «al mal tiempo, buena cara»; con tantos preparativos el tiempo se me echó encima y mi compi y yo salimos tarde a Madrid aunque conseguimos llegar con el tiempo justo. Para ser mi primera vez asistiendo a un ópera, salí totalmente maravillado por la calidad vocal y las puestas en escena -aunque ha habido algún que otro fallo técnico con los accesorios que formaban parte de la misma-; pero en general ha sido un deleite audiovisual poder disfrutar de una maravilla como lo es esta ópera, además, cuando tocó el momento de las glorias, se volvió a tocar el tema principal con toda la orquesta al descubierto -que, personalmente, fue lo que más me gustó de todo lo que vi-. De regreso a casa, hicimos parada en The Good Burger para contentar la barriga y luego continuamos el camino a casa… mañana, CELEBRATION!! 😱😱😱

Hoy tuve que madrugar -lo que más odio en este mundo- y despertarme pronto para poder terminar de decorar mi casa con mi tarta y una bandera que tiene por imagen a Christina Aguilera, mi principal influencia y modelo a seguir. Si os acordáis, os conté que ayer tuve unos inconvenientes para dejar los preparativos listos, me refería precisamente a mi bandera; tras recoger ambos elementos y cambiar un globo numérico de cifra y color -mi color favorito es el azul y, como habéis leído, cumplo 24. Mis padres ya me jubilaron celebrándome 74-, comencé a prepararme para poder recibir a los invitados que fuesen llegando… dado que hubo algunos invitados que se adelantaron, no podía tardarme mucho en la ducha, así que agilicé el mi proceso de «transformación» de «Tarek en un domingo cualquiera» a «Tarek en una ocasión especial». En cuanto salí de la ducha, empecé a escuchar como banda sonora oficial de mi fiesta a Madonna, porque según dicen en casa, me gusta mucho Madonna -no sé de dónde han sacado esa información, porque sí, he ido a su concierto y me gustó mucho, pero nunca en mi vida he escuchado a Madonna antes!!!-; total, cuando terminé de arreglarme, coincidió que pusieron a sonar su espectáculo en la Superbowl de 2012 y aprovechando que el show estaba empezando, hice acto de presencia al mismo tiempo que Madonna lo hizo en el escenario -momentazo total de superstar 😂😂😂😂-

Un momento después de unirme a mi propio cotarro, llegaron unos invitados más con paquete sorpresa -sí, hablo de niños. Sólo dos 🙂 – desde Madrid, detalle que me ha hecho especial ilusión y hemos estado pasando la mayor parte de la fiesta juntos porque nos conocemos desde hace varios años -he de aclarar que nos conocimos en España- y fueron de los primeros en conocerme a mí y a la familia cuando estábamos recién llegados al país. Nos estuvimos poniendo al día en un montón de cosas porque no nos veíamos desde hace varios meses -bueno, también he de confesar que me gusta mucho el cotilleo, que es la razón principal por la que estuvimos la mayor parte de la fiesta juntos 😉-. En mi familia siempre hemos pensado que si viajas a un país extranjero es para una mejora vital y amoldarte a las nuevas costumbres del país en el que vives… aunque hayan determinadas ocasiones en las que tus raíces salgan a relucir cuando te juntas con tus compatriotas -OJO: NO QUIERO DECIR QUE NO ME GUSTE LA FORMA DE CELEBRAR QUE TENEMOS EN PERÚ, ME ENCANTA, SOBRETODO PORQUE LOS BARULLOS QUE SE FORMAN ME MATAN DE RISA- y, aunque no se había cruzado por mi cabeza, la hora de la sesión de fotos con el cumpleañero llegó y me tocó estar parado frente a mi tarta fotografiándome con los invitados -no es que no me gustara, pero nunca me he acostumbrado a hacerlo porque lo único en lo que estoy pensando es en divertirme y entablar temas de conversación con los invitados- y más que una «sesión de fotos con el cumpleañero», parecía un «meet&greet con el cumpleañero» y empezó como algo divertido, pero pasado un rato entre foto aquí y foto allá, la cosa iba perdiendo gracia y ya no me reía tanto… 😑😑😑

Siempre me pregunto qué sería de una fiesta o reunión sin tener una barbacoa como plato principal… 🙃🙃🙃 tras la divertida sesión de fotos con los invitados, todos compartimos un rato bastante agradable y divertido mientras comíamos; parte de los invitados quisieron desafiar al tiempo -que no estaba acompañando nada- y comieron en el jardín… muchos de los presentes repetimos plato porque la carne estaba tan jugosa y tierna que era imposible conformarse con un único plato!! Al menos yo sí repetí -y en más de una ocasión, debo añadir- 😋😋😋😋 Tras haber dejado contenta la barriga, la «sesión DJ» empezó con un mix de hits actuales que suenan en la radio y, por qué no, hacer sonar un poco de música española -pero no la de grandes glorias como Rocío Jurado o Lola Flores- al estilo de La Veneno o Carmen de Mairena 😂😂😂 para que los invitados soltaran unas cuántas carcajadas… y vaya si las soltaron!! Varias de las canciones españolas que sonaron, las pusimos porque en la última fiesta realizada en casa -el cumpleaños de mi padre- a Raquel y a mí se nos olvidó poner a sonar algunos éxitos como los de La Veneno y nos quedamos con las ganas de escucharlos para ver las reacciones de los invitados… ella me entiende 😏😏😏

Rato después, el momento que todos los invitados han estado esperando llegó: LA HORA DE CANTAR CUMPLEAÑOS. Dado que hoy es domingo 12 y mi cumpleaños fue hace dos días, vi bastante apropiado que sonara la canción de «Feliz no cumpleaños» de Alice In Wonderland y solicité a mi hermano que la pusiera sonar… no me quiso tomar en serio hasta que se lo repetí por tercera vez -además, siempre me ha hecho y fue mi ilusión que me cantaran esa canción si alguna vez celebraba mi cumpleaños en un día que no coincidiera con la fecha 😀 😀 😀 -. Entre todo el cotarro que apenas pude ver porque me apagaron las luces, vinieron a mi mente los recuerdos de cumpleaños anteriores con mi perro y comencé a echarlo de menos… vi su esquina, al lado de las escaleras, vacía y no me quedó más opción que hacerme a la idea  y aceptar de que ya no estará más ahí formando parte de la celebración -así al menos puedo tomarlo como una forma de superar su pérdida-; otra cosa que sí me dio mucha pena fue partir mi tarta 😞😞😞, claro que estaba muy apetecible y estaba para comérsela -nunca mejor dicho- pero es que la veía tan bonita… que no quería partirla porque me daba penita -ya sé que es una chorrada, pero es mi primera tarta de cumpleaños por encargo y era exactamente como yo esperaba y deseaba que quedara 🙂 🙂 – pero no podía permitir que mis invitados se vayan a casa con las ganas de probarla, así que una vez asumida la pena instantánea, partí mi tarta y la repartí a los invitados. Una vez despachados todos, le tocó el turno al del cumpleaños -sí, hablo de mí 😎😎😎- y la verdad que no pude evitar empalagarme a mi gusto… tampoco es que me haya servido un trozo gigante, pero sí me despaché una porción generosa y qué puedo decir, ME MORÍ AL PRIMER BOCADO DE LO BUENA QUE ESTABA 😋😋😋😋 La verdad que no me quejo, ha sido una fiesta en petit comité y lo he pasado bien en la medida de lo posible ✌️✌️

Los últimos regalos de cumpleaños: 24K Magic de Bruno Mars y Vulnicura Live de Björk.

Ahora, tras la celebración, llega mi momento de reflexión: de verdad tengo que confesar que me ha costado mucho sacar y seguir adelante con este plan, porque tras sufrir la peor pérdida de todas se me quitaron las ganas de todo -no es que las haya perdido, pero es y ha sido difícil continuar y retomar tu vida tras un golpe como este- y sinceramente mis fuerzas y ánimos no están muy allá que digamos… si llevé todo esto a cabo fue porque tanto mi bandera como la tarta ya estaban pedidas y no había marcha atrás, pero dentro de toda la situación me ha costado mucho sacar fuerzas de donde no tenía -ni tengo- para poder sonreír y volver a reaparecer en escena aunque no en mi mejor momento en el ámbito personal.

Tan nulas eran mis ganas de que mi cumpleaños llegara que pedí en casa que no se me cantara cumpleaños al llegar medianoche y que tampoco me saludaran a lo largo del día, porque no tenía ni ganas ni ilusión de celebrar; de hecho, a todas las felicitaciones que recibí vía facebook y WhatsApp, me tomó un buen tiempo asumir y leer todas y cada una de las felicitaciones que fui recibiendo a lo largo del día porque quise intentar aparentar que hoy era un día normal, común y corriente, y que no había ABSOLUTAMENTE NADA que celebrar… y parece que la única persona que captó mi mensaje -aunque no haya tenido ni la oportunidad de decírselo- fue mi padre, quien aprovechó su momento de partir al trabajo para entrar a mi habitación y felicitarme mientras dormía, pensando tal vez que no me iba a enterar.

Al acabar el día -viernes-, me tomé mi momento para dar un agradecimiento general a todos los que me felicitaron tanto por facebook, twitter, instagram y WhatsApp y mientras escribía me fue inevitable echarme a llorar al haber imaginado el momento en el que me cantaban mi cumpleaños y en el cotarro que había mi alrededor, no estaba mi perro conmigo… y me tiré un buen rato llorando al agradecer a todos cuanto me felicitaron; me era inevitable. Tras terminar mis palabras, me tumbé en mi cama y como hace dos semanas, me volví a quedar dormido de tanto llorar, deseando que, al despertar, todo volviese a ser como lo era hasta hace dos semanas atrás.

No quiero terminar este post sin antes agradecer -una vez más- a todas las personas que se tomaron su tiempo para felicitarme y desearme feliz cumpleaños 😁😁😁 De verdad que estoy agradecido de teneros en mi vida a los que conozco y que no tardaré en tener a los que me quedan por conocer; muchas, muchas gracias Nuria, Lorena, Karen, Herbert, mis compis de clase, por muchos momentos más juntos tanto dentro como fuera de clase ❤️; Folo, Berta, Mónica -mi wassa-, Elena, mis metropolitanos, no sabéis lo mucho que os echo de menos!! Me muero de ganas por volveros a ver y juntarnos todos algún día 😘😘😘; Ángela, Ale, Romina, Brenda y mis profesoras Mayté y Rosario, mis dominguinas, estudiar juntos durante más de un año ha sido mi mayor bendición, os extraño mucho y cuando regrese a Perú, nos volveremos a reencontrar!!! ☺️☺️☺️; Bea, Jessica -mi tía tranny-, Samuel, Jessie -mi Madonna peruana-, Carla, Mónica, Raquel -mi M.girl-, Nacho, Raquel -mi rubia puntera-, muchas gracias por los buenos deseos, tengo muchas ganas de veros a algunas y de conocer a otras… no os imagináis cuánto; Fani, Sergio, Miguel, Juantxo, los momentos que pasamos juntos me recargan mucho las pilas y me llenan de más vitalidad de la que ya tengo!! Tengo muchas ganas de conocer a dos de vosotros, ojalá pueda darse pronto esa ocasión 😉 😉 😉 ; Patty, Chío, María, Vanessa, Marimar, Ame, Miriam, Karin, Bertha, Shirley, Jenni, toda mi familia y mis allegados, muchas gracias por ese apoyo incondicional a lo largo de toda mi vida, sin vosotros no sería la persona que soy hoy en día y estoy muy agradecido por formar parte de vuestra vida así como vosotros de la mía. Muchísimas gracias ❤️❤️❤️❤️❤️❤️

También quiero agradecer al panorama 2.0 por las felicitaciones recibidas y por los buenos deseos: Gio Bravar, Paula Baena -Around The Corner- y la SQUAD, gracias a todos por ser mi mayor inspiración fotográfica, vuestras personalidades tan desternillantes y la simpatía que desprendéis me sacan más de una sonrisa incluso cuando he tenido un mal día 🤗🤗🤗; Scott Bradlee & Postmodern Jukebox Band, your style and your music is such an injection of good vibes and energy for me, see you all at La Riviera on April 9th 😄😄😄; Amarna Miller, me ha hecho una ilusión tremenda recibir tu felicitación, eres una persona increíble y tengo la gran dicha de conocerte, espero volver a verte prontito 😘😘😘; Brendan Patrick, I didn’t expect your congratulations, thank you very much, you really got me excited. Keep filming those spicy scenes because you look something more than great 😉😉😉

Sin más que decir, ahora sí me despido y siento si me he extendido más de lo que suelo hacer, pero son un montón de cosas por las que he pasado y estoy pasando en las últimas dos semanas y, aunque no me encuentro en mi mejor momento a nivel personal, necesito expresarlas de una forma u otra; además de que no quiero dejar de publicar cosas aquí. Así que iré publicando posts muy de vez en cuando y cuando me encuentre mejor de mi pérdida, volveré más fuerte que nunca!!! PROMETIDO.

NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO POST.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.